Steve Smallman

  • ovejita-que-vino-a-cenar-pop-up

    LA OVEJITA QUE VINO A CENAR – POP UP – STEVE SMALLMAN

    17.95

    La ovejita que vino a cenar es un cuento repleto de valores como la amistad, la generosidad y la aceptación de las diferencias. ¡Ahora en formato pop-up con solapas y divertidas escenas desplegables!

    En casa del viejo lobo hambriento siempre hay para cenar una miserable sopa de verduras. Pero una noche llaman a la puerta de su pequeña cabaña y resulta ser ni más ni menos que una pobre ovejita que se ha perdido. El lobo, entonces, empieza a pensar que esa noche va a poder llenarse el estómago con un delicioso estofado… Pero la ovejita no quiere ser la cena del lobo, ¡quiere ser su amiga!

  • EL COCODRILO QUE VINO A CENAR – STEVE SMALLMAN

    14.95

    El tercer libro de la saga que inició La ovejita que vino a cenar, que se ha convertido en todo un clásico de la literatura infantil: una historia repleta de valores como la amistad, la generosidad y la aceptación de las diferencias.

    Lobo y Estofado son unos amigos muy peculiares. No todos los días se ven un lobo y una ovejita con una amistad tan firme.

    Al final de uno de sus paseos nocturnos encuentran un extraño huevo en el suelo. “¡Una tortilla!” piensa Lobo. “¡Un bebe!” piensa Estofado, quien decide que lo mejor es cuidar el huevo y darle calor hasta que haga “crack” y de el salga… ¡un cocodrilo!

    Este libro continúa la historia de esta inverosímil pareja que descubrimos en La ovejita que vino a cenar y que pudimos conocer a fondo en Los lobos que vinieron a cenar, que se han convertido en verdaderos clásicos de la literatura infantil.

  • LOS LOBOS QUE VINIERON A CENAR – STEVE SMALLMAN

    14.95

    ISBN:9788448852115

    Una ovejita, cuatro lobos hambrientos y unos VALIENTES animales del bosque dispuestos a evitar la catástrofe. Pero a veces las cosas no son lo que parecen… Nuestra ovejita y el lobo se han convertido en los mejores amigos. Pero será complicado hacer comprender al mundo esta insólita amistad… Como cuando la ovejita invita a sus amigos a jugar a casa y estos huyen despavoridos al ver al lobo. O como cuando el lobo invita a sus amigos a cenar y tiene que recordarles, una y otra vez, que la ovejita no es la cena. ¿Entenderá algún día el mundo que un lobo y una ovejita pueden ser… amigos? Un cuento extraordinario que cuestiona nuestras limitaciones y rompe los estereotipos.

  • LA OVEJITA QUE VINO A CENAR – STEVE SMALLMAN

    13.95

    En casa del viejo lobo hambriento para cenar siempre hay una miserable ¡¡¡sopa de verduras!!! Pero una noche, llaman a la puerta de su pequeña cabaña y se trata ni más ni menos que de un pobre corderito que se ha perdido. El lobo entonces empieza a planificar el suculento guiso con que se llenará el estómago… Pero el cordero no quiere convertirse en el gran manjar del lobo, lo que quiere es ser su ¡AMIGO!

Abrir chat